domingo, octubre 18, 2009

Hoy

Hoy camine por las calles de esta ciudad, llevando sobre mis espaldas los años y las nostalgias.
Compre libros en la calle corrientes, discos viejos y un reloj que no marca las horas de esta ausencia…
Llego a la pequeña y oscura habitación del hotel.
Intento leer para no asfixiarme de tristezas; pero las letras juegan y forman tu nombre.

No quiero leerte,
No quiero sentirte presente cuando estas ausente,
No quiero esta nostalgia que me cala en los huesos,
No quiero que mis lágrimas sigan cayendo en los adoquines de esta ciudad.

2 comentarios:

  1. las ausencias no son más que presencias pronucciadas de los sentimientos!!!

    ResponderEliminar
  2. que lindos versos. me encanto!

    ResponderEliminar

Archivo del Blog